Escuela de Golf para personas con Discapacidad.

En el golf tambien se puede, para todas las edades, toda la vida...


EN MEMORIA DE PABLO FERRERO






A fines de octubre del 2007, mantuvimos una entrevista con Beatriz y Victor, ambos no-videntes, sobre la posibilidad de practicar golf. Fue tal el entusiasmo que concretamos hacer una prueba el jueves 1 de noviembre en el Servicio Nacional de Rehabilitación.

Comenzamos las clases. Para nosotros, fue muy positiva la disponibilidad de ellos de querer practicar este deporte y por el interés que en ellos se despertó para jugarlo. Creeemos que eso es lo importante, que  tengan ganas de hacerlo.
Por supuesto, el trato fue que ellos tendrían que cooperar en la enseñanza, ya que para nosotros ésta es la primera experiencia de la práctica de Golf para No-Videntes. Si bien teníamos la seguridad de que era posible ya que nos habíamos informado sobre que hay "Reglamentación Internacional en el Golf para no-videntes", teníamos que llevarlo a la práctica.
De todos modos, ¿qué es lo que ellos no podrían hacer si hasta ya son Campeones Mundiales de Fútbol?


Detalles de la primer clase:
Adaptación de los elementos de golf, maderas, hierros, putter, pelotas, cancha.
Las maderas  se usan en la salida de cada hoyo. Por eso son las más largas y tienen una gran base para que la pelota se dispare lo más lejos posible. Los hierros son varios y diferentes. El que tiene más ángulo es para tirar alto y corto. Y así sucesivamente hasta llegar al de menos ángulo, que tira bajo y largo. Así, los 6 o 7 hierros que siguen. Es importante que el no-vidente palpe dicho ángulo y se de cuenta de la diferencia, que es mínima.
El putter es el único hierro para jugar en el green, donde se coloca la bandera.


Orientación:
El jugador no-vidente debe llevar un caddie. Si éste es jugador, tanto mejor. Pero puede ser cualquier persona  que no necesariamente tenga experiencia. Será el orientador aproximado del jugador, con dirección a la bandera. Y sigue jugando al segundo golpe. Cabe destacar que todo jugador de golf novicio o profesional, lleva un caddie para orientarlo y ayudarlo. Con mas razón, es imprescindible para un no-vidente.Disponemos de un timbre inalámbrico y una chicharra. La funcin del timbre será marcar la chicharra a unos 80 metros en dirección a la bandera. Se impulsa cuando el jugador está en posición de jugar. Esta operación se repite todas las veces que sea necesario hasta llegar cerca del green.
La chicharra será  colgada del asta-bandera del hoyo. Y es la que dará la orientación para que la pelota entre en el mismo.
Esta sería la base para un comienzo de la práctica de golf para no-videntes. Lo importante sería practicarlo, para lo cual esperamos que los interesados se comuniquen con nosotros.





3w9SMYq7JcY